Saltar al contenido.

13 mayo, 2008

5

Vacío de Conceptos

por Otto

En Venezuela ocurre un fenómeno lingüístico bastante interesante. Hace pintoresco el modo de hablar del venezolano pero atenta al uso adecuado del idioma castellano. Entre estilos, sabores, actitudes y hasta en los conceptos de las palabras el venezolano no determina quién tiene la razón, ni es necesario seguir alguna regla. Si hacemos un análisis de cómo usamos el idioma castellano popularmente, podríamos intuir que ese modo de pensar refleja mucho la manera de ser de los venezolanos antes las leyes, instituciones y valores: no hay nada escrito para ellos, así que tenemos TOTAL libertad en jugar, actuar, manejar y hablar como nos dé la gana. Quizás este modo de comportarnos no es único y exclusivo de los venezolanos. Ocurre muy a menudo en pueblos escasos en educación y por esa desinformación actuamos con lógica propia que a veces no es acertada… pero si aceptada.

Vamos a explicar este fenómeno a través de un ejemplo: La palabra “PEROL“:

Es de origen Catalán y significa cacerola de barro o metal, de forma semiesférica que se usa en la cocina. “aquel alquimista que está en aquel sótano con unos fuelles, inspirando una hornilla llena de lumbre, sobre la cual tiene un perol con mil variedades de ingredientes”. Luis Vélez de Guevara, El diablo Cojuelo.

En Chile se usa muy similar, igual es una cacerola de metal de fondo plado con dos asas, ideal para preparar comida en grandes cantidades.

En Venezuela puede tener ese significado o muchos más. Extrañamente el venezolano usa una palabra como comodín para identificar cualquier objeto cuyo nombre se ignora ó se olvida como se llama ó es irrelevante a los efectos de la comunicación. Aún así se hace entender. Es como un fenómeno que igual se repite en palabras como “vaina”, “coso”, “cuestión”, “verga”, “coño”. Son palabras que realmente tienen un significado, pero en Venezuela le dan “uso vacío de concepto” para que funcione en una oración y hacerse entender. “Recoge tus peroles” “¿cómo está la vaina?” “Traje la cuestión” “¿Cómo es la verga?” “En el mercado no había un coño”. Si se lee las oraciones sueltas no indican nada determinado, solo el contexto, los gestos y la entonación harán ese trabajo.

Otto

Anuncios
Leer más desde Expresiones
5 comentarios Escribe un comentario
  1. jacqueline rodriguez
    Abr 5 2011

    hola gusto en saludarte … he estado revsando y leyendo tus articulos los cuales me han parecido bastante interesantes yo tengo una pag en la web y reseño alguna scosas por ejm tome un articulo tuyo con tu autoria por supuesto, he sido criticada por algunos porque dicen que lo que comentas en el escrito es falso , para mayor precision me refiero al que lleva por nombre bajate de la mula….. un comentario dice asi:el origen de la frase no tiene nada de comtemporaneo, es mas atras cuando ni siquiera existia ningun tipo de transporte mecanico, tratar de dar mejor la informacion para no desvirtuar el verdadero principio u origen de las frases..me encantaria señorotto me explcara el contenido y de donde lo tomo o si es propio. para salir de dudas . me encantraia tener una respuesta gracias y ojala este msj le llegue. .

    Responder
    • Otto
      Abr 8 2011

      Hola Jacqueline!!! Gracias por leerme y escribir. En el caso de la expresión de “Bájate de la mula” no recuerdo exactamente dónde lo vi y lamento no haber hecho la referencia en el artículo. Creo que o vi en una revista dominical o algo por el estilo. Este blog trato de compilar un poco lo que voy recogiendo de lo que dice la gente y lo que se encuentra porque lamentablemente no hay bibliografía al respecto y mi intención es hacer registro de los orígenes de ciertas cosas que nadie se ha tomado el tiempo en explicarlo o analizarlo o dar con su etimología. Gracias nuevamente! 😀

      Responder
  2. Enzo Escobar
    Sep 2 2014

    La expresión “echar paja” se refiere a que en la época colonial, en las plazoletas no existía el alumbrado eléctrico ni los monumentos patrios pues aún no existían próceres, en lugar de ellos había una rueda que se hacía con la intención de quemar madera y alumbrar la noche para que la gente se quedara más tiempo antes de irse a descansar.. las parejas se sentaban en los bancos a besuquearse y llegada la oscuridad aprovechaban cuando el fuego se extinguía para meterse mano.. pero siempre había alguien que le echaba más paja al fuego para alumbrar la plaza y así se originó el dicho: ¡¡ya viene éste a echarme la paja!!.

    Responder
    • Otto
      Sep 2 2014

      Buenisimo tu comentario Enzo! Gracias por leer y compartir tu conocimiento. 🙂

      Responder
  3. Enzo Escobar
    Sep 2 2014

    La expresión “echar vaina” también data de la época de la independencia: La palabra vaina tiene una etimología profunda derivada del vocablo “vagina” que es sinónimo de fundo o estuche, algunos granos y frutas como el “guamo” o “guama” y el tamarindo vienen en vaina o estuche natural, las espadas también tienen sus fundas o estuches que se les dice vaina, de ahí el término desenvainar y envainar la espada.. Los soldados se juntaban a sacarle filo a sus espadas y al querer guardarlas debían hacer mucho pulso con una mano y con la otra sujetar la boca de la vaina para no cortarse, pero siempre había un soldado bromista que con su propia vaina le movía la del otro y así se enojaba y le decía: “déjame la vaina quieta” o deja la “echadera de vaina”.. de ahí se quedo como sinónimo de burla o saboteo..

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nota: HTML está permitido. Tu dirección de correo electrónico nunca se publicará.

Suscribirse a comentarios

A %d blogueros les gusta esto: