Saltar al contenido.

22 agosto, 2008

5

Cachifeando

por Otto

Usamos el término Cachifa para referirnos (despectivamente) a la señora de servicio, la sirvienta, la que se dedica a los quehaceres de limpieza. Se utiliza como verbo también: Cachifear, cachifeando y determina acerca de las labores de limpieza, orden, cocinar. “Este domingo me toca cachifear en mi casa”.

Como dato curioso, una publicación titulada: Muchacha/cachifa/criada/empleada/ «empregadinha»/sirvienta y… más nada ofrece una síntesis de la situación de las trabajadoras domésticas en las Américas. Las empleadas domésticas definidas como personas que sirven a un individuo o a una familia dentro de su casa- representan por lo menos el 20% de las mujeres que pertenecen a la fuerza de trabajo remunerado de Latinoamérica y del Caribe según los censos y las encuestas de la fuerza laboral. En muchos países la proporción de mujeres en el servicio doméstico es mucho más alta variando entre una quinta parte y una tercera parte de la fuerza laboral femenina dependiendo del país.

En ciertas regiones de Venezuela, usan el término de Cachifa para la mujer fea, de poco atributo físico (para los guaros). Quizás se cree que por eso tiene el sentido peyorativo al referirse a una sirvienta.

Pero en este blog queremos ir un poco más allá y de ver cómo surgió esa palabra. En el website www.asinomas.com (sospecho que es una página colombiana) define cachifo como:

“(Amér. Central, Col. y Ven.) Niño, muchacho. ll Col. y Ec. Estudiante novel de un colegio.”

En el País.com de España sólo colocan “Niño, muchacho”.

Por otro lado, la Biblioteca de Luis Ángel Arango (www.lablaa.org) aparece un artículo en referencia a la vida universitaria en Bogotá por los años 1843 hacia adelante y describe la aparición del término “cachifo” en esa época y curiosamente tiene un sentido casi antónimo a la definición que le damos en Venezuela:

“Alcancé a conocer en la Universidad de Bogotá, en 1839 y 1840, la especie curiosa del “cachifo” y la inaudita del “patán”. El primero era el mico de la familia universitaria;” (…) “El cachifo nunca fue repelente ni odioso; veníale su nombre del que se daba a los primeros estudios de latinidad ( |cachifa), y por ampliación se había extendido a los muchachos de cierta clase que estudiaban idiomas, matemáticas o filosofía. El cachifo solía ser risible pero jamás ridículo: era, en rigor, un pilluelo universitario.” (…) “No era menos raro el cachifo en su parte moral: pilluelo de buenas partes, juguetón, curioso, travieso, desaplicado y naturalmente ingenioso en sus travesuras.”

Una cosa si es cierta, durante las décadas de los setentas y ochentas emigró una gran población colombiana de bajos recursos y de poco nivel socio-económico hacia nuestro país y en buena parte asumieron la mano de obra no calificada (las sirvientas, por ejemplo, era muy común que fuesen de nacionalidad colombiana por aquellas épocas). Quizás con ellas emigró el término de usar cachifa de “una muchacha simpática y estudiada” y quizás para efectos de empleada doméstica derivó a un sentido de “una jóven lista y dispuesta a trabajar”. Ya cuando la palabra cayó en la boca de algún venezolano altanero, clasista y quizás xenofóbico, “cachifa” se degeneró para ser peyorativo. Un poco triste cuando una palabra tiene una definición para determinar algo positivo pase al lado negativo olvidando su real concepto.

Lamentablemente no encontré un origen etimológico ni raíces del latín. Lo único que podemos decir que las cachifas se hicieron tan venezolanas como el queso paisa (igual de origen colombiano) y le debemos respeto a ellas y a todo ser humano que trabaje decentemente, sin importar raza, religión, sexo ni país de origen.

5 comentarios Escribe un comentario
  1. Angelines
    Sep 12 2010

    Me gustaría que la foto sea retirada, ya que ha sido tomada sin autorización. Soy la autora y la persona que aparece en la imagen; por eso pido que sea retirada.

    Muchas Gracias.

    Atte. Angelines Padrón
    angelinespadron@gmail.com

    Responder
    • ottoscheuren
      Sep 12 2010

      Angelines,
      La foto ha sido retirada. Pido disculpas por el malentendido y quiero dejar claro que este blog no pretendía hacer uso comercial de tu material, solo ilustrar un artículo que escribo a modo de hobby.
      Soy de los que defiende muchísimo la propiedad intelectual y derechos de autor de los materiales artísticos, así que me siento muy avergonzado y solo me queda decir que este es tu blog para cuando quieras leer e incluso usarlo como referencia, estudio o simplemente distraerte un rato por internet.

      Saludos cordiales,

      Otto

      Responder
  2. Miriam
    Nov 9 2010

    Señor ottoscheuren me encanto la información! es un gusto leerla, gracias.

    Responder
  3. MaGa
    Nov 16 2011

    Dude muy interesante tu blog! pero una recomendacion (muy personal): cambiale el fondo o el color de las letras!!! Aunque hace buen contraste, cansa mucho la vista! y no puedo seguir leyendo (aunque quiero), porque marea😦

    Responder
    • Otto
      Nov 18 2011

      Ojalá te guste esta nueva imagen😉 GRACIAS POR COMENTAR

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nota: HTML está permitido. Tu dirección de correo electrónico nunca se publicará.

Suscribirse a comentarios

A %d blogueros les gusta esto: